Vamos Everton!

Porque del Oro y Cielo yo nací
y del Oro y Cielo voy a morir...
Vamos Vamos Eforeee!!
4u
  • Pregunte
  • Archivo
  • Random
  • Theme
  • Reflexión sobre las barras desde la vereda Oro y Cielo

    Nuestro país es extraño, estamos acostumbrados a las tragedias y a las injusticias que afectan, generalmente, a los más pobres y curiosamente, no es el Estado o gobierno de turno el que se hace cargo de ellos, sino que es la propia gente que se organiza y ayuda a su pueblo.  En este contexto me quiero detener y escribir una pequeña reflexión sobre las “barras” como organización social. 

    Sobre las hinchadas recae un fuerte cuestionamiento mediático, (las barras son delincuentes, se dice), pero yo quiero esgrimir un enfoque distinto, mi opinión es desde la vereda Oro y Cielo, como Viñamarino y Evertoniano, pero seguro extrapolable a otras hinchadas.

    Hoy he sido testigo de cómo la “barra Oro y Cielo” se ha levantado y ha ido en ayuda desinteresada de los afectados del terrible incendio de Valparaíso y bajo el lema de la autogestión organizaron centros de acopio, traslado en camiones (cedidos por los mismos hinchas Evertonianos) y verdaderas cuadrillas de trabajadores que con pala en mano y codo a codo con los porteños (con todo el morbo de la rivalidad que se gusta destacar) han colaborado con la terrible tragedia.image

    Pero esto no es un hecho aislado, recapitulando puedo nombrar innumerables ocasiones en que la hinchada se ha organizado y prestado ayuda a los “necesitados”…el terremoto del año 2010 “Los del Cerro” y “Los Ruleteros” juntaron mercaderías y medicamentos, gestionaron un camión y llegaron a la octava región para entregar su aporte, también destacable es  su labor social en la ayuda de hinchas que no pueden costear costosas enfermedades, operaciones, etc, escuelas de fútbol “Los del Cerro” gratuita para niños o las actividades navideñas para la familia, solo por destacar algunas.

    image

    Entender a las barras como una organización social positiva es la clave, desde acá adentro se cataliza una labor tremendamente importante, ayudamos donde el estado no llega, actuamos por amor propio y sin intereses políticos ni mucho menos por fines de lucro. Los barras nos tratamos como “familia” los colores nos unen, somos “la familia oro y cielo”, tal vez no nos conocemos todos, pero cuando hay que unirse por una causa, trabajamos juntos y así nos hacemos fuertes.

    Y con esto no quiero hacer una apología a las barras, yo no defiendo a las barras bravas como concepto. Eso de apiñarse para intimidar y defender los colores a golpes en las calles de otros hinchas que “defienden” los propios, eso es ridículo, pero tampoco acepto que esa sea la imagen generalizada de las hinchadas que tanto le gusta a ensalzar a los medios.

    Me gustaría saber que piensan los que tratan a las “barras” como cuasi organizaciones criminales de la inmensa labor social que realizan, yo por mi parte me siento inmensamente orgullo de ser Evertoniano y pertenecer a la gran familia “Oro y Cielo”…

    … Ever for Ever!!

    image

    Two Evertons: one love.

    Página de la Premier League destaca el video, “Two Evertons: one love”

    Un día como hoy Everton bajaba su 3ra estrella en una vibrante final contra la Unión Española disputada en el Estadio Nacional. Fue triunfo Oro y Cielo por 3 - 1 en un estadio repleto de Viñamarinos.

    hoyitopatada:

    (CB) Hay muchos que se dicen apasionados del fútbol pero que odian el concepto de hinchada. A ellos les encantaría que los estadios fueran como un court de tenis, silencioso y burgués, donde se aplauden ciertas jugadas y se aprovecha de socializar con gente de su misma clase social. Me daría lo mismo su punto de vista si no fuera porque poquito a poco nuestro fútbol se está transformando en ese que ellos quieren: restringido, policial, discriminatorio. Las entradas carísimas, los pacos represores, la gente contenida y silente.

    Yo no defiendo a las barras bravas como concepto. Eso de agruparse para intimidar y ‘defender’ los colores en la calle, tirándose tiros y ganando plata con reventas es ridículo y no debería existir. Pero que con esa excusa se busque callar a la gente, despopularizar los estadios y transformar los partidos en un espectáculo caro y elitista me da una rabia insoportable que me cuesta contener. 

    Read More

    Una visión muy vigente…

    12345Older   →